FacebookTwitterDeliciousGoogle BookmarksPinterest
Pin It

Causa de beatificación Frank Duff

Causa de beatificación Alfonso Lambe

Causa de beatificación Edel Quinn

La importancia de una Causa

 Cuando una nueva Causa es introducida, el proceso es iniciado por el Obispo de la diócesis en donde el candidato falleció. El Obispo también reconoce a un grupo de personas que sufragarán los gastos del proceso, y estas personas designan un Postulador quien se encargará de la primera fase de la Causa, la investigación Diocesana. Si la Santa Sede aprueba la apertura de la causa, el postulador prepara un supplex libellus, de unas 10 páginas de la declaración del caso inicial para el reconocimiento del individuo como un "Siervo de Dios" -el título dado a un candidato a quien la Iglesia todavía no ha da do juicio.

Entonces, si el Obispo diocesano aprueba la declaración inicial, el postulador recopila un expediente escrito del candidato (y, si también están disponibles, grabaciones orales) declaraciones, las cuales son sometidas por dos teólogos que los investigarán para cualquier signo teológico o de error moral. Luego tres personas son nombradas para la comisión histórica para examinar toda evidencia disponible en la vida del candidato, y para tomar testimonio de los testigos -incluso testimonios hostiles- con respecto a la vida y trabajo del candidato. El Obispo diocesano pide al Vaticano mientras tanto un nihil obstat, y la Congregación para la Doctrina de la Fe emprende una investigación separada a fondo de los candidatos para asegurar que no hay nada que podría descarrilar la candidatura. Si todas estas barreras se aclaran, el Obispo puede cerrar la investigación diocesana solemnemente, y se detalla los resultados a la Congregación para las Causas de Santos.

A estas alturas la escena cambia a Roma, y si el Postulador original no vive en Roma (o no puede moverse allí) un nuevo postulador puede determinarse. La nueva documentación preparada es conocida como el Positio y ha ingresado en la lista de la Congregación para las Causas de los Santos, donde podría esperar 10 años según como la Congregación maneja otras listas de las Causas pendientes.

Cuando su turno llega, el Positio es estudiado nuevamente por una comisión de ocho teólogos. Si dos o tres de estos consultores encuentran evidencia de "virtud heroica" o martirio, el positio se envía a los Cardenales y los Obispos que conforman la Congregación de las Causas de los Santos que se reúnen dos veces cada mes. Si el voto es de nuevo favorable, el caso se envía al Papa, y con su aprobación se emite un decreto reconociendo la "virtud heroica" del candidato o martirio. A estas alturas un mártir puede beatificarse.

En algunos casos debe cumplirse un milagro, el proceso implica la investigación del informe de un milagro que es tan igual como el complicado estudio de la vida moral del candidato, sólo que en este caso la evidencia es investigada por médicos en lugar de teólogos. Para ser reconocido como válido, el milagro debe provocar una completa y perpetua cura médica, para lo cual los doctores están de acuerdo de que no hay ninguna explicación natural. Una vez que el candidato es beatificado, la aprobación de un nuevo milagro, toma lugar después de la ceremonia de beatificación, aclarando el camino para la canonización. 

Causa de beatificación Frank Duff

frank duffNació en Irlanda en el año 1890. Fundó la Legión de María en 1921. , un laico irlandés, alegre, bromista, sumamente inteligente, lleno de energía, entusiasmo, generosidad, caridad, y un profundo amor a Dios y la Santísima Virgen María.

Poseía un carácter fuerte pero suave y humilde a la vez. Su vida de piedad era intensísima; participaba de la Santa Misa al menos dos veces al día; además del Santo Rosario, rezaba el Oficio Divino; no obstante, y aún hasta el último momento, asistía a las reuniones de la Legión, hacía su trabajo de apostolado visitando las cárceles o a enfermos. Su gran preocupación de los últimos tiempos era la conversión de Rusia.

Oración para pedir la beatficación del siervo de Dios Frank Duff

Dios Padre Nuestro,
Tú iluminaste a tu siervo Frank Duff, con un conocimiento profundo
del misterio de tu Iglesia como Cuerpo de Cristo y del lugar que ocupa
María, la Madre de Jesús en este misterio.
En su inmenso deseo de compartir este conocimiento con los
demás, y en filial dependencia de María, él formó Su Legión, para que
fuera un signo de su amor de Madre para con la humanidad, y un medio
de enrolar a todos sus hijos en la obra evangelizadora de la Iglesia.
Te damos gracias, Padre, por los dones con que le dotaste, y por los
beneficios obtenidos para la iglesia por su fe intrépida y radiante.
Te suplicamos confiadamente que por su intercesión nos concedas
esta gracia: …
Te pedimos también que, si es tu voluntad, sea reconocida por la
iglesia la santidad de su vida, para gloria de tu Nombre.
Por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.

Por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.

Con aprobación eclesiástica

Los favores atribuidos a la intercesión del Siervo de Dios Frank Duff deben ser comunicados a:

Causa de beatificación Alfonso Lambe

alfons lambeEl siervo de Dios Alfonso Lambe Nació en la católica Irlanda en la fiesta de San Juan Bautista, de 1932. Y como Juan, tuvo misión de precursor. A Alfonso Lambe le tocó serlo de la Legión de María ("el más grande movimiento que se ha establecido para el bien desde la era de las grandes órdenes religiosas" Mons. Montini, hoy Pablo VI).

A los 21 años llegó a América como Delegado Internacional de la Legión de María y recorrió los países latinoamericanos fundando millares de praesidia - grupos legionarios - dejando a su paso la estela de la santidad y la alegría de las almas marianas.

Dios lo dotó de grandes dotes naturales que él cimentó en la humildad e hizo fructificar en una ardiente caridad.

Puso al servicio de la Legión su generosidad, entusiasmo y simpatía. Para llevar las almas a Cristo ofrendó su heroica juventud en manos de María.

El Señor aceptó el holocausto el 21 de enero de 1959. Sus restos descansan en Buenos Aires - Argentina - en la bóveda de los Hermanos Cristianos Irlandeses en el cementerio de la Recoleta.

Hoy, obispos, sacerdotes, religiosos, estudiantes, obreros y familias enteras, recurren a él para obtener favores de Dios.

"He aquí a un joven apenas de 20 años a quien, en cierto modo, inflamó todo un continente. Hombres que doblaban su edad y mayores aún, con vastos conocimientos y larga experiencia detrás de ellos, lo escuchaban como discípulos a su maestro. En muy pocos años recorrió inmensas regiones en Sudamérica, floreciendo todos los desiertos por él visitados; lo imposible ocurría y pueblos sin esperanza se levantaban con un espíritu similar al de los cruzados". (Dr. Michael O'Carroll, C.S.Sp.)

Oraciòn por la beatificación de Alfons Lambe

Oh Dios, que con tu infinita misericordia inflamaste el corazón de tu siervo
Alfonso Lambe de un amor sin límites a Ti y a Maria;
amor que supo exteriorizar en una vida intensa de trabajos,
vigilias y sacrificios para la salvación de las almas:
concédenos, si es de tu agrado, que logremos
por su intercesión lo que no podemos conseguir
por nuestros méritos.
Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén

 

Para más información visita la página http://www.alfonsolambe.org/

Causa de beatificación Edel Quinn

edel quinnEdel Quinn nace en 1907 en Kanturk, Condado de Cork, en Irlanda. Al cumplir los 20 años de edad, conoce la Legión por medio de una amiga y desde entonces le consagra su vida. Todo trabajo que se le encomienda es realizado a la perfección y pronto las autoridades superiores de la Legión reciben informes de la calidad inmejorable de esta legionaria.

En 1936 ella fue enviada desde Dublín para establecer la Legión en el Este y el Centro de África.

Las dificultades eran enormes pero ella cumplió con cada reto, con fe y coraje inquebrantables.  cuando otros vacilabana, su respuesta invariable era “Por qué no podemos confiar en Nuestra Señora?” o “Nuestra Señora se hara cárgo de todas las cosas”.  Por casi ocho años, con su salud deteriorándose constantemente, ella trabajó en los vastos territorios que le habían sido asignados.  Se establecieron de manera permanente cientos de præsidia de la Legión y muchos consejos superiores.  Como resultado, miles de Africanos se dedican a la labor de evangelización de la Iglesia.

En la fuente de toda la actividad de Edel estaba su profunda unión con Dios, apoyada en la oración constante.  La Eucaristía fue el centro de su vida. “Qué desolada sería la vida sin la Eucaristía”, escribió.  Su devoción a María estuvo marcada por una confianza filial y generosidad absoluta.  Ella dijo que nunca se rehusaría a nada que ella pensara que necesitara Nuestra Señora.  Parecía tener siempre en su mano el Rosario de María.

Edel murió en Nairobi el 12 de Mayo de 1944.

Oración por la beatificación de Edel Quinn

Jesús, modelo y autor de toda santidad, Tú que infundiste en el alma de tu sierva,
Edel Mary Quinn, el espíritu de mortificación y amor de tu cruz, y olvido de sí misma
y el total abandono en tus adorables manos, e inflamaste su corazón en el celo ardiente
por la salvación de las almas; dignate si es de Tu adorable beneplácito, hacer brillar a los ojos
de los cristianos estas virtudes practicadas en grado heroico par tu sierva, para que señalen
el verdadero y único camino de salvación a cuantos te reconocen par Maestro, y alienten
y estimulen en el apostolado a cuantos como ella militen a la sombra de la enseña gloriosa
de la Inmaculada en la Legión de María.
Así sea.

Oración compuesta par el Eminentisimo Cardenal Carlos María de la Torre, Arzobispo de Quito.
Imprimatur Aemilius De Brigard Archiepiscopus Auxiliaris Bogotensis

Fuente: Senatus Barcelona, Legiodemaria.com.mx, legionofmary, alfonslambe.org