FacebookTwitterDeliciousGoogle BookmarksPinterest
Pin It

legion juvenilSi no levantamos vuelo, si no despegamos, seguimos en el piso, en la base. Quedarse en lo mínimo es más desgastante de lo que nos parece. El equipo que se queda en lo mínimo vive cada vez menos el sistema legionario. A la larga surgen el cansancio, el desaliento, la fatiga, y la tristeza. Hay que despegar. Despegar es también liberarse. Y nosotros tenemos que liberarnos nada menos que de la imagen de aburrimiento que transmite hoy la legión juvenil. La imagen que transmitimos es algo en lo que habitualmente no pensamos. Se trata de mirar como nos ven los demás. Los otros siempre nos devuelven una imagen objetiva de lo que somos nosotros: es una experiencia vital que no podemos obviar.

Fuente: www.legiondemaria.org

No a una Legión juvenil aburrida